Click here to edit title

Click here to edit subtitle

TATTOOS INK BLACK NIC...

MUSICA TATTOOS INK BLACK SIN PAUSA


¿Por que un tatuaje?

Has de tener en cuenta que un tatuaje es algo personal e intransferible (si, como las tarjetas de crédito), y por lo tanto, debe ser llevado por una motivación propia. No permitas que nadie te influya. Pensárselo mal o poco antes de hacerte un tatu puede llevarte a decepciones una vez lo tengas hecho, por lo tanto, lo primero, antes, incluso, de elegir el motivo es PENSARLO muy, muy bien, y no hacértelo porque se lo ha hecho fulano, o porque quiero ser como mengano, o por pertenecer al grupo de zutano, tómate tiempo en pensarlo, un mes, dos, un año... Los hay locos, a los que les entra la paranoia y aparecen de buenas a primera con un tatuaje. Precisamente una buena amiga mía es una muestra de ello. Se lo

 hizo un mes antes que yo, así, sin pensarlo. A ella la cosa le ha salido bien, porque su tatuaje le gusta, y si tú lo haces, puede que también, pero también puede que no, así que mi consejo ya te lo he dicho: PIÉNSALO MUCHO. Podrías, por ejemplo, imaginarte dentro de unos años: ¿Dónde estarás? ¿Qué estarás haciendo? ¿Puede perturbar de algún modo a tu actividad el hecho de llevar un tatuaje? O piensa dentro de más años todavía: ¿Qué ocurrirá cuando envejezca? ¿Me mirarán de distinto modo los míos, o la gente? Estas preguntas deberían figurar entre las primeras en el proceso de decidir si hacerte o no un tatuaje

 

¿Que es exactamente un tatuaje?

Un tatuaje es una herida punzante en las capas profundas de tu piel, que se llena con tinta. Se realiza penetrando la piel con una aguja e inyectando tinta en la zona, generalmente creando algún tipo de diseño. La razón por la que los tatuajes duran tanto es que son profundos: la tinta no se inyecta en la epidermis (la capa superior de la piel que continuamos produciendo y cambiando a lo largo de toda la vida). Por el contrario, se inyecta en la dermis, que es la segunda capa de piel más profunda. Las células de la dermis son muy estables; por lo tanto, el tatuaje es prácticamente permanente.

Los tatuajes solían realizarse en forma manual, es decir que el artista encargado de realizar el tatuaje pinchaba la piel con una aguja e inyectaba la tinta manualmente. Si bien este proceso aún se emplea en algunas partes del mundo, la mayoría de los talleres de tatuajes utilizan una máquina para tatuajes. Una máquina para tatuajes es un instrumento eléctrico de mano, semejante al torno de un dentista. En un extremo, tiene una aguja esterilizada, conectada a tubos que contienen tinta. Se utiliza un pedal para encender la máquina, que mueve la aguja hacia adentro y afuera mientras deposita la tinta aproximadamente 1/8 de pulgada (casi 3 milímetros) debajo de la piel.

La mayoría de los artistas que realizan tatuajes saben hasta qué profundidad llevar la aguja, pero si no se llega a la profundidad necesaria, el tatuaje parecerá borroso, mientras que si la profundidad es excesiva, puede haber sangrado y mucho dolor. Realizar un tatuaje puede llevar varias horas, dependiendo del tamaño y del diseño seleccionado.